miércoles, 2 de diciembre de 2009

esos momentos



Son esos momentos en que todos los ingredientes se unen para complacer a uno, en este caso a varios de nosotros. París puede ser una gran ciudad, ruidosa y nublada, pero también puede reservarte sorpresas en una calle chunga, en un portal vulgar, sólo tienes que llamar y entrar. También pueden aparecerte un montón de enanos delante de la mesa de firmas, que aunque no te han comprado el libro (ya que no pueden), te piden un dibujo en su libreta. Puedes fumarte un cigarro a placer en la terraza de un café, resguardado por un toldo y al calor de una estufa (que tomen nota más ciudades de Europa, joder, que aún queda gente a la que le gusta fumar mientras se toma algo). Ups, me he extendido demasiado y lo mío, a fin de cuentas, es dibujar.


These are moments in which all ingredients blend to please oneself or rather some of us. Paris can be a big city, noisy
and cloudy, but can also have surprises in a lousy street, in a ragged doorway, you just have to knock and step in.
Also a bunch of short people can appear before the signatures table. Despite not having acquired the book (because they can´t), they request a drawing in their notebook.
You can smoke a cigarette deliciously on a café terrace, guarded by a rooftop and warmed up by a heater (other European cities please follow the example, there are still some people who enjoy smoking while drinking something...). Ups this was a bit too long, my domain is, after all, drawing.

7 comentarios:

Jordi Redondo dijo...

És llarga l'explicació perquè ens van passar moltes coses. Un viatge d'emocions.

Maria Morell dijo...

Veritablement aquest ha sigut un cap de setmana màgic i ple d'emocions que sempre més recordarem i portarem dins del cor.

Petonets i fins demà!!!!

ANA dijo...

siempre volveré...
esa ciudad me tiene idiotizada...

;)

pam lopez dijo...

Que mas puedo decir compañeros!

Un viaje lleno de emociones! No os pasa que cuando recuerdas el viaje te vienen pequeños momentos... como a jordi con la fruta para el desayuno, la lluvía, el café rojo y los tres girados, la panda de enanos corriendo de un lado a otro, la sonrisilla de sebas mientras maria firmaba... y como no, el codo a codo del estand.

Estoy muy contenta de conpartir estos momentos contigo! Esas primeras veces!! jejejejejej ;)

Un besote!

cris dijo...

hola sebas
felicitats pel blog i les teves ilustracions
molts petons guapi
cris

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mònica dijo...

què bonic que sona llegir-vos tan feliços i obnubilats de la ciutat i els vostres dies...

París, oh, París