jueves, 21 de junio de 2012

... y a toda máquina



Rocco Ludovico IV, poeta italiano del Renacimiento y muy mediocre por lo que he leído, escribió en sus manuscritos lúbricos:

"Tras una larga y provechosa jornada componiendo versos a orillas del Padus, ato a mi musa a una máquina ideada y construida por mí. Una vez inmovilizada la divinidad, mi máquina la somete a toda clase de vejaciones sexuales hasta la extenuación. No se crea erróneamente que es capricho o vicio, lo que pretendo cada mañana es tener a la diosa de mi inspiración con el alma limpia para, en este estado, procurarme las más bellas composiciones."


Rocco Ludovico IV, Italian Renaissance mediocre poet, wrote in his Lust Manuscripts:

" At the end of a long and fruitful rhymes composing day by the Padus, I tie my muse to a machine that was conceived and built by me.
Once the divinity is seized, my machine inflicts all kinds of sexual vexations to her, until she is completely exhausted.
Do not believe that vice or whim lie under this practice. The purpose of this morning practice is to clean my muse' s soul so that she is able to convey the most beautiful works to me."




14 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Morel dijo...

Marranot !!!!!!! Si Saramago aixequés el cap...se li aixecaria una altra cosa també !!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Estoy realizando mi tesis doctoral sobre Ludovico IV y es la primera referencia que encuentro en Internet. ¿Habría alguna manera de ponernos en contacto para hablar sobre el tema (de forma privada)? Vivo en Buenos Aires pero viajo regularmente a España.

Sebastià Martí dijo...

Estimado Anónimo, las búsquedas que hice yo sobre Ludovico por internet fueron del todo infructuosas. Yo sé de su obra por una primera edición en italiano de sus versos de los años 60 que tenía mi abuelo paterno. También tengo una reseña de la Vanguardia de los 80 donde, según el periodista, era un poeta mediocre pero muy guarro.
Ponte en contacto conmigo al mail que sale en la home. Gracias por tu interés.

Sonia dijo...

uaaaaala a toda máquina, sí señor, jajajajjaja
Por cierto, es un catalejo lo que hay en el extremo del (no sé cómo llamarlo) "perforador"?
En cuanto al maestro Ludovico, yo creo que era inecesario que aclarara que lo que pretendía con semejante instrumento era limpiarle el alma a su musa, es obvio que se la dejaba reluciente...

PD Me da rabia no ser capaz de leer las anotaciones, testículos del qué??
PD2 Genial el detalle de las patas de pulpo... bueno, genial todo, incluyendo el texto! Felicidades!

mara dijo...

Hay que pedir la vez para subir a ésa máquina ?? Lo digo pq mi alma está pidiendo a gritos una muy pero q muyyy buena limpieza...

Morel dijo...

TLa tesis doctoral sobre Rocco Ludovico IV la debe dirgir Saramago desde la caja.

Morel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ANA dijo...

Eres el Ludovico da Vinci de mis sueños... Serás capullo!!! En cada trabajo te superas y encima me "inyectas el gusanillo" de escribir... Enhorabuena, Sebas. Me encanta!!!!

Soña dijo...

aaaaaaaaaaaaaaa!! me fascina!! :D

Anónimo dijo...

Esta vez no me atrevo a comentar nada, no sea que luego pueda ser utilizado en mi contra...
C.

Anónimo dijo...

Gran il·lustració! el Sr. Ludovico a passat a ser el meu Rocco preferit després relegar al Sr. Siffredi a la segona posició.

Sebastià Martí dijo...

Aixxx C. casi! Anónimom muéstrate! jajjaa